Preguntas Frecuentes

¿Llorará mi bebé durante el entrenamiento?

Es posible que sí, pues un niño que aún no es verbal expresa sus frustraciones, desacuerdos y dificultades a través del llanto. Por ejemplo, si tú has enseñado a tu hijo a dormirse arrullado, y de pronto quieres cambiar esto,  lo esperado será que tu hijo proteste y se resista al cambio. Sin embargo, en este método no lo dejarás llorar solo, sino que lo estarás acompañando a lo largo de su proceso de aprendizaje y siempre con el objetivo de que el proceso se lleve a cabo con el menor llanto posible.

¿Qué pasa si practico el co-lecho?

Aun así podemos entrenar bajo ciertas variaciones manteniendo la situación de co-lecho siempre y cuando los papás así lo deseen. Por otro lado, si el co-lecho no es deseado, si no más bien una estrategia para lograr que su hijo duerma, o si fue planeado pero se desea concluir con dicha situación, podemos entrenar en otra habitación.

¿Es posible entrenar aunque sigo dando pecho?

¡Claro! El plan de entrenamiento se creará para tu situación actual, adaptándose a tus necesidades específicas y buscando apoyarte en tus metas de lactancia y valores familiares.

¿Con que rango de edades trabajan?

El entrenamiento está diseñado para niños de 6 meses a 6 años. Sin embargo, antes de los 6 meses, se ofrece una consulta en la que se brinda información para crear hábitos saludables del sueño desde un inicio. También se brindan estrategias para comenzar a modelar cambios suaves en el sueño del bebé que le permitirán a la familia obtener un poco más de descanso en los primeros meses.

¿Qué significa entrenamiento del sueño?

Se refiere a la utilización de un método específico para modificar patrones de sueño que no son adecuados o interfieren con el descanso adecuado de la persona. Para más información sobre la metodología que se utiliza, oprime el siguiente botón.